domingo, 28 de enero de 2007

Hierro, Diabetes y el corazón





De la cada vez más rica colección de estudios e investigaciones sobre la diabetes, encuentro una referencia a un artículo aparecido en Diabetes Care, la publicación especializada sobre diabetes de la American Diabetes Association (ADA), referencia encontrada en la página de la Federación Mexicana de Diabetes y que precisamente habla sobre el consumo de hierro y el riesgo de enfermedades cardiacas.



La referencia menciona que “aparentemente, el consumo de carnes rojas y otros alimentos altos en hierro HEM, tales como el hígado de pollo, las ostras y almejas, aumentan el riesgo de enfermedades cardiacas para las personas con diabetes”.


En el mismo artículo se menciona que faltan datos para hacer una correlación certera y acusar al hierro como culpable de las afecciones cardiacas en los diabéticos, pero que no hay duda que hay al menos una coincidencia entre el consumo de hierro HEM y los casos de enfermedades cardiacas, conclusión que deberá aguardar a nuevas investigaciones mientras se puedan realizar estudios adicionales De acuerdo con la publicación consultada, los investigadores advierten “que las anomalías metabólicas relacionadas con la diabetes pueden agravar los efectos adversos en el corazón, debido a un exceso de hierro” aunque, agregan, “se conoce poco acerca de si el consumo de hierro afecta también el riesgo de enfermedad cardiaca”.




Dentro de los hallazgos en estudios ampliados al respecto, se encontró que en mujeres postmenopáusicas es mayor el riesgo de padecer enfermedades cardiacas, cuando hay ingesta de hierro HEM.


Una cosa me llama la atención y es la siguiente recomendación con que concluye el estudio: “Es conveniente recomendar a los pacientes con diabetes tipo 2 limitar su consumo de hierro HEM y carnes rojas” comentó el responsable de la investigación el Dr. Lu Qi.


Según recuerdo, desde que me fue diseñado mi plan de alimentación –ya no usamos la palabra dieta, aunque sea el término correcto-, me fueron restringidas las carnes rojas, se me quitaron de la dieta las vísceras y otras fuentes del hierro HEM. Por lo que parece que la novedad, después de todo, no es tan novedad. A lo mejor los expertos en nutriología no sabían el por qué con respecto al hierro HEM y solamente trataban de reducir el consumo de fuentes de grasas saturadas, pero finalmente, el resultado es el mismo. Las carnes rojas, las vísceras y los mariscos siguen siendo alimentos que se deben restringir o eliminar de la dieta diaria, si queremos disminuir el riesgo de enfermedades del corazón en nuestro acervo de males potenciales.

4 comentarios:

  1. Pues, la carne en exceso es dañina hasta para los que no padecemos diabetes, el nutriologo de mi esposo solo un dia le dio carne asada en la comida, salchichas de pavo asadas en el desayuno, y en la noche carne ese dia no le dio verduras ni fruta fue lo prohibido de ese dia, no se realmente que queria encontrar pero la glucosa del dia siguiente fue 141, despues siguio con su dieta normal de frutas y verduras. La carne no se porque es muy sabrosa en todas sus variedades pero en exceso nos hace daño yo he sabido que es lenta para digerir que dura hasta tres dias en ser digerida y no se si sea verdad pero uno se siente mejor comiendo variadamente de todo. Ahora que mencionas este articulo la proxima vez que vayamos al nutriologo le voy a preguntar el porque de ese dia de pura carne. Gracias Zoo, otra vez buen dia saludos a tu esposa y familia.

    ResponderEliminar
  2. ceci:

    Gracias a ti por visitarme y dejar tus muy valiosos comentarios

    ResponderEliminar
  3. Prometo no volver a morder la herreria del balcon, jeje...

    ResponderEliminar
  4. L!l!th:

    Ya decía que los murciélagos (ni los vampiros, pues), requieren tanto hierro HEM. La mala noticia; los balcones tienen hierro no HEM.

    Mejor suerte a la próxima

    ResponderEliminar